José María Ibáñez, tras haber integrado el Restaurante El Gordo de Velazquez, se incorporó a Monte Pinos

Tras una trayectoria extensa y llena de reconocimiento, aquél que fuera hasta hace poco tiempo uno de los principales eslabones en la cocina de por ejemplo el Restaurante El Gordo de Velazquez, de Semon, Jockey, Embassy y Tweed, aterrizó y llegó para quedarse en Monte Pinos. Todas estas referencias son para José María Ibáñez. 

Sin dudas que desde su arribo a finales del año pasado, ha modificado rotundamente el concepto de cocina de Monte Pinos, prevaleciendo el producto y la innovación como protagonistas estelares. Está a cargo del espacio gastronómico gourmet que se lo conoce como Monte Pinos Selección. 

Desde un espacio independiente de la propia atmósfera de la cadena de supermercados, Ibáñez apuesta a empezar a plasmar su sello distintivo en cada oferta gastronómica que se ofrezca a los clientes. Si bien hay un patrón de comida tradicional en su formación profesional y en su modo de ver, la modernidad no queda a un costado y es aplicada para realzar ciertos conceptos clásicos que luzcan distintos a lo que habitualmente conoces de una manera. 

“Lo mágico de lo sofisticado sólo es posible encontrarlo en la sencillez” y vaya si es cierta ésa frase que deja caer Ibáñez y que aplica en sus guisos y en todo de forma notable. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *